Este sitio Web utiliza cookies propias y de terceros con objeto de mejorar la experiencia de navegación. Si continúa navegando estará aceptando de forma expresa el uso de estas cookies. Puede obtener más información en nuestra página Uso de Cookies

 

GATIKA

Amplias zonas verdes regadas por el Río Butrón conforman un paisaje idílico para pasear y descubrir, entre otras singularidades, caseríos que se remontan a los siglos XVII y XVIII o molinos como Lauxarra que continúa aún en funcionamiento.

Estos terrenos fluviales unidos a un clima templado y a su cercanía al mar, favorecen el cultivo de la vid y los frutales. Numerosos caseríos de la zona conservan los antiguos emparrados en sus fachadas y la fruta, sidra y txakoli de Gatika han ganado una justa fama en las ferias agrícolas de Bizkaia.

Pero hay algo en Gatika que se hace imprescindible visitar y que lo convierte en un destino turístico de primer orden: el Castillo de Butrón, uno de los monumentos más emblemáticos de Bizkaia, situado en una zona privilegiada y rodeado de un espléndido jardín de gran riqueza botánica. Sin duda una de las postales más bonitas de Euskadi.